Aprende sobre el sistema de iluminación de un vehículo parte II


Esta es la parte segunda sobre Aprende sobre el sistema de iluminación de un vehículo, donde se tomaran los datos principalmente de las lamparas, sus diferentes tipos entre otros.


Lámparas

Las lámparas son los elementos que tienen la misión de transformar la energía eléctrica en
energía luminosa. Todas se basan en un principio para su funcionamiento: al introducir un
filamento de tungsteno en una ampolla de vidrio en la que se ha realizado el vacío y llenado con un gas inerte (argón o nitrógeno), si se conectan los extremos del filamento a una corriente
eléctrica, el filamento se pondrá incandescente emitiendo un flujo luminoso en todas las
direcciones, que utilizaremos mediante los faros.

Las lámparas llevan grabadas, en su casquillo, su potencia y la tensión nominal de funcionamiento.

Los casquillos son los elementos que llevan las lámparas para fijarlas al portalámparas,  Suelen ser del tipo bayoneta, que engarzan en dos ranuras del portalámparas y mediante un pequeño giro quedan fijas a él. Un resorte las oprime para evitar su caída y asegurar el contacto.


Lámparas halógenas

Estas lámparas constan de un filamento que va introducido en una ampolla llena de gas
halógeno, generalmente yodo. Las altas temperaturas que se producen hacen que el cristal deba sustituirse por uno de cuarzo, mucho más resistente. El cristal no se debe tocar nunca con la mano, pues las sales que acompañan al sudor, pueden alterar el proceso químico y estropear la lámpara.

La potencia de esta lámpara es aproximadamente de 60 vatios. En el casquillo se indican las
características de la lámpara, por ejemplo: desde la H-1 a la H-3 son lámparas de un filamento
y la H-4 hace referencia a dos filamentos. El casquillo, en este caso, lleva tres terminales uno
para la masa común y los otros dos, uno para largo alcance (carretera) y otro para corto
alcance (cruce).

Conductores eléctricos 

Son utilizados para las instalaciones de los circuitos eléctricos. Están compuestos por un
núcleo de finos hilos de cobre enrollados en hélice con objeto de dar mayor flexibilidad al
conductor y recubiertos de un material aislante plástico. Su utilización, dentro del circuito
eléctrico, está basada en un código de colores, siendo lo más característicos el azul y el negro
para masa, y el rojo y el amarillo para los que llevan corriente. Para grandes intensidades 
(amperios) tendrán mucha sección metálica y para grandes tensiones (voltajes) tendrán mucho aislamiento.

Circuitos auxiliares de alumbrado

Además del circuito principal en el que se encuentran los proyectores de luz intensiva, cruce y
el circuito de luces de posición, existen una serie de circuitos auxiliares cuya misión es tan
importante como la del principal.


Circuito de intermitencia

Su función es indicar a los demás conductores nuestras intenciones relativas a posibles maniobras. Consta de un conmutador o interruptor situado en el salpicadero, sobre el que
actúa el conductor para conectar los indicadores de dirección del lado derecho o del izquierdo.

La corriente llega hasta las lámparas a través de la denominada caja de intermitencias. Si una
lámpara se funde se acelera la frecuencia de la intermitencia, lo que sirve para que el  conductor detecte la avería. Un testigo situado en el salpicadero indica cuando están
conectados. La frecuencia o cadencia de las cajas de intermitencias son de 60 a 120 pulsaciones por minuto.


Circuito de luces de freno 

La misión de este circuito es indicar cuando el conductor está actuando sobre el freno de
manera que los demás conductores puedan prever la inmediata reducción de la velocidad del
vehículo. Se compone de una ó dos luces situada en la parte posterior del vehículo y cuya
intensidad es superior a la de las luces de posición. La corriente obtenida de la batería llega a
través de un interruptor (I), situado en el pedal de freno que cierra el circuito cuando éste se
acciona.


Circuito de luces de marcha atrás

Consta de una ó dos luces de color blanco, situadas en la parte posterior del vehículo y que se
iluminan mediante un conmutador situado en la caja de cambios que cierra el circuito al
insertarse la marcha atrás.


Circuito de luces antiniebla

Se trata de un circuito auxiliar y se compone de dos faros delanteros de color blanco o amarillo selectivo y uno ó dos posteriores de color rojo. Las luces traseras son de una intensidad equivalente a las de freno y su misión es la de complementar la iluminación bajo condiciones adversas (niebla, nieve, polvo o lluvia intensa).

Espero te sea útil, y sigamos estudiando mecánica automotriz.


EmoticonEmoticon