Diabetes por trabajar de noche y dormir mal

Este reportaje habla sobre la diabetes que podemos contraer por trabajar de noche y dormir malalgo que creo que aún no estaba estimado por muchos de nosotros. El trabajar en horario nocturnos según estudio realizado en los Estados Unidos, tiende a incrementar los riesgos de desarrollar diabetes tipo 2 y obesidad, esto a consecuencia del cambio en los patrones de sueño.

Según las investigaciones del Hospital Brigham y de Mujeres en Boston, el dormir poco o a horas que son inconsistentes con nuestro reloj biológico interno provoca que el organismo tenga dificultades para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Pero la credibilidad de esta investigación se esta basando en que los científicos llevaron a cabo dicho estudio en el que sometieron a 21 personas a un ambiente controlado en el cual alteraron los patrones de sueño y dieta de los participantes durante un período largo.
El objetivo de la investigación era simular las horas de trabajo nocturno y analizar su impacto en el organismo. Con esto se obtuvieron los resultados que fueron publicados por Science Translational Medicine, donde muestran que los cambios en los patrones normales de sueño interrumpen los procesos metabólicos del organismo.

Como también y como premisa se encontraron también con que los participantes desarrollaron síntomas de diabetes a las pocas semanas según lo informado por los investigadores.

El trabajo por turnos ya ha sido vinculado en el pasado a varios problemas de salud.
En el nuevo estudio, los 21 participantes sanos fueron internados en un laboratorio durante seis semanas. Los investigadores llevaron un registro de cuántas horas de sueño obtenían y controlaron otros factores como sus actividades y dieta. Al inicio del estudio los individuos lograron un sueño óptimo, de aproximadamente 10 horas cada noche.

Posteriormente siguió un periodo de tres semanas en las que dormían 5,6 horas por cada periodo de 24 horas, en las cuales debían dormir tanto durante el día como durante la noche simulando el horario de un trabajo de turnos rotativos. Durante este tiempo vivieron en un ambiente poco iluminado para evitar que la luz normal "reiniciara" su reloj biológico. En este periodo los participantes intentaban dormir a una hora inconsistente con su ciclo circadiano interno, el llamado reloj biológico, que regula nuestros patrones de sueño y vigilia y muchos otros procesos en nuestro organismo.

Los científicos observaron que esta restricción prolongada del sueño y la interrupción simultánea del ritmo circadiano redujo la tasa metabólica de los participantes.
Además, durante este período, también se vio que las concentraciones de glucosa en la sangre de los participantes "se incrementaban significiativamente" después de las comidas y durante los periodos de ayuno en el día debido a una pobre producción de insulina en el páncreas.


Tal como explican los científicos, la reducción en la tasa metabólica (la velocidad con la que las células utilizan la energía disponible) puede traducirse en un aumento de más de 4,5 kilos al año si no se cambian los patrones de dieta y actividad.  Como vemos existe un riesgo que contraigamos diabetes por trabajar de noche y dormir mal

Fuente: bbc


EmoticonEmoticon