Propiedades del arbol de te y aceite de argan: hacen tu piel mas tersa




Un factor muy importante en el cuidado de la piel es el mantenerla limpia e hidratada, puedes lavarla diariamente por la mañana o la noche y si sufres de piel grasa lava tu rostro dos veces al día, no olvides sin embargo utilizar una loción refrescante y una crema humectante ligera con el fin de mantener la humectación de tu piel y evitar que se marquen las arrugas, las propiedades del aceite de argán te sirven perfectamente para este fin si lo utilizas una vez al día y en muy poca cantidad.


Si sufres de acné una forma de limpiar profundamente tu piel es utilizando el aceite del árbol del té, otro producto que aunque lleva el nombre de “aceite” no es grasoso al contrario es un excelente astringente, y al igual que el aceite de argán cosmética es de uso tópico y solo debe usarse en bajas cantidades.


Si sufres de acné para evitar infecciones y hacer una limpieza profunda procura hacerte una vaporización de unos 10 a 15 minutos, en los últimos 5 minutos si aguantas el olor fuerte del aceite del árbol del té que es como de eucalipto agrega una gota al agua.


Para hacer la vaporización agrega agua caliente en un recipiente amplio de preferencia una bandeja o un tazón amplio, pon tu cara cerca del vapor y cubre tu cabeza con una toalla, ten cuidado de no acercarte demasiado al vapor para no quemar tu rostro, la finalidad de la vaporización es abrir los poros y que tu piel sude sacando todas las impurezas y toxinas de la piel, de esta forma se eliminan también los puntos negros, cuando hayan pasado unos 5 minutos agrega una o dos gotas del aceite del árbol del té y trata de continuar con tu vaporización por otros 5 o 10 minutos más.


Si no soportaste el olor no importa para la siguiente utiliza en lugar de agua una infusión de árnica o manzanilla, después de tu infusión hazte una exfoliación ligera y lava tu cara con jabón neutro o loción limpiadora, después de ello aplica loción limpiadora y aprovecha las propiedades del aceite de argán para humectar y reparar los tejidos de tu piel al aplicar unas dos gotas de este aceite como humectante ligero.


La vaporización puedes hacértela una vez por semana, veras los resultados y sentirás tu rostro limpio y terso, pronto el acné desaparecerá y lo mejor es que tanto el aceite del árbol del té como el aceite de argán cosmética contienen agentes antisépticos y antibacteriales que evitaran que las lesiones del acné se infecten, además ambos aceites ayudan a cicatrizar rápidamente y el aceite de argán evita que queden marcas en la piel y le devuelve a esta la elasticidad y tersura.


Si el acné es muy persistente puedes aplicar después de lavar tu cara unas tres gotas diluidas en tu rostro, recuerda que a diferencia del aceite de argán que es hipoalergénico, el aceite del árbol de té es muy fuerte, lo mejor es que hagas una prueba en el antebrazo con una gota para ver si te cae bien antes de utilizarlo, si no te da comezón o no se pone roja la zona donde lo aplicaste puedes proceder a aplicarlo a tu rostro y si no dilúyelo en agua hasta que no te cause efecto adverso o simplemente utiliza otro astringente natural más suaves como el jugo de manzana o el pepino.


Fuente: yugler


EmoticonEmoticon